Desinfección total en 30"

¿Lavar o desinfectar?

Lo mismo que ocurre con otras superficies y elementos, no es lo mismo lavar que desinfectar las manos. En el ámbito doméstico, un jabón normal será generalmente suficiente para limpiar nuestras manos. En ámbitos profesionales y, especialmente en los desarrollados entre poblaciones de riesgo, como niños o ancianos, es recomendable utilizar jabones especiales con cierto poder desinfectante.

En hostelería resulta importante diferenciar las instalaciones de lavado (fregaderos) de los lavamanos destinados a este fin. Ambos deberán estar dotados de agua caliente y fría y accionados de manera no manual, y estos últimos equipados con dispensador de jabón o solución desinfectante autorizada, así como un sistema de secado higiénico (toallitas desechables con su contenedor, mejor que secadores de aire caliente que provocan, además de corrientes portadoras de posible polvo y suciedad, un peligroso aumento de la temperatura). Los lavamanos deberán situarse próximos a la zona de manipulación para una mayor accesibilidad durante el trabajo.

El período de incubación

Llamamos período de incubación al tiempo que transcurre entre el contagio y la aparición del primer síntoma que indique la existencia de enfermedad. Algunas enfermedades pueden transmitirse durante este período y otras no­ durante el período de incubación no hay ningún síntoma, la persona no siente nada; puede Suponer que está incubando algo si recuerda el contagio, pero no presentará ningún signo clínico de enfermedad infecciosa.

La duración del período de incubación es variable según de qué enfermedad se trate pero en ningún caso es un tiempo exacto. Puede ser tan corto como unas pocas horas o tan largo como varios años. En algunas enfermedades es más o menos fijo, pero en otras es un tiempo variable. En algunos casos no se sabe, sólo se lo supone. He aquí algunos ejemplos:

  • Gastroenteritis vírica: De 24 a 48 horas.
  • Giardiasis (giardias lamblias): De 6 a 22 días­
  • Gripe (influenza): De 1 a 3 días.
  • Hepatitis A: De 15 a 30 días, pero puede ser más.
  • Hepatitis B: De 60 a 90 días, pero puede ser más.
  • Hepatitis C: Variable en años.
  • Herpes simple: Variable hasta 2 semanas.
  • Intoxicación alimentaría por estafilococos: Entre 1 y 4 horas.
  • Moluscum contagiosum: De 2 a 7 semanas.
  • Oxiuriasis (oxiuros): De 3 a 6 semanas como mínimo.
  • Piojos del cuero cabelludo: De 1 a 2 semanas.
  • Resfriado: De 12 a 72 horas (24 de promedio).
  • Salmonelosis: De 12 a 36 horas.
  • Toxoplasmosis: De 10 a 23 días.
  • Varicela: De 2 a 3 semanas.
  • Verrugas vulgares (verruga): De 1 a 20 meses.

La O.M.S recomienda

Cuestión de hábitos

Sobre virus

Nuestras manos

Lavarse las manos con frecuencia y mantenerals desinfectadas es la mejor maner de evitar contagiarnos y transmitir infecciones.